Turdam oppidum, la ciudad perdida ibérica de la Tierra de Requena. Por Javier Jordá Sánchez.

Turdam oppidum, la ciudad perdida ibérica de la Tierra de Requena

Por fin lo voy a decir claramente, después de algunos años de investigación y de unos cuantos artículos sobre la Edad del Hierro en la comarca. Concluyo que hubo un gran pueblo ibero que habitó lo que fue la medieval Tierra de Requena. Estos iberos tuvieron una capitalidad en la gran ciudad ibera que se esconde bajo el yacimiento arqueológico de Los Villares (Caudete de las Fuentes).

Esta ciudad se llamaba “TURDA”, y aparece nombrada por Tito Livio en su obra “Ab urbe condita” (33.44) tras una batalla celebrada en sus proximidades antes del idus de marzo de 165 a.C., cuando aún era ibera pura. La batalla tuvo un protagonista romano, el pretor de la provincia Citerior, Quinto Minucio, y dos iberos, los generales Budar y Besadin. Como todos sabemos, la Citerior era la provincia Hispana del norte, y la Ulterior la del sur andaluz.

Turda, la capital de los turdetanos había comenzado su preponderancia hacia el S VI o V a.C., según hemos leído en los trabajos arqueológicos que se han llevado a cabo en “Los Villares” (Caudete de las Fuentes); y fue arrasada por última vez, que no la única, hacia la primera mitad del S I a.C. Tras esta fecha dejó de ser una ciudad y pasó a ser un lugar. Pasada esta tragedia de la que fueron culpables las guerras romanas, la capitalidad del antiguo territorio ibero, ahora romano, fue trasladada a 17 kilómetros de allí, a otra entidad poblacional más pequeña a la que llamaron “la pequeña Turda”, que en latín se escribiría “Túrdula”. Túrdula aparece 3 siglos después en la Geographia de Claudio Ptolomeo (S II d.C.) nominada como “Túrbula”.

Túrbula fue la única ciudad hispano-romana que existió como tal en el territorio de la Tierra de Requena, en un entorno de abundantes villas agrícolas e industriales. El único lugar de la comarca de la Tierra del Cabriel y el Magro que esconde una antigua ciudad romana es el barrio antiguo de Requena, La Villa.

La “capitalidad” del territorio pasó de Los Villares (Caudete de las Fuentes), la Turda ibérica desde el S VI al I a.C., hacia La Villa (Requena) en la época romanizada.

En próximos artículos de Crónicas Históricas de Requena expondré los datos que he estudiado a partir de los cuales he conseguido llegar a averiguar lo que aquí he expuesto. No hay pérdida, todo está escrito y reflejado, y las pruebas arqueológicas lo demuestran.

Oppidum ibérico de Los Villares (Caudete de las Fuentes). Turda.

Oppidum hispano-romano de La Villa (Requena). Túrbula.

 

Distancia desde Turda (Los villares) a Túrbula (La Villa)

Autor: Javier Jordá Sánchez.